Rio Grande celebra su 96° aniversario

En esta nueva entrega de los ESPECIALES en Prensa Fueguina, grandes recuerdos, interesantes rese√Īas, risue√Īas an√©cdotas, miles de historias lejanas y muchos momentos pasados, ser√°n expresados por nuestros entrevistados quienes llegaron en distintos momentos a esta ciudad y nos acompa√Īan a homenajear el 96¬į aniversario de un Rio Grande que construimos entre todos.¬†

Hay quienes relacionan los comienzos de nuestra querida ciudad con la llegada de Julio Popper y toda su gente en busca del oro (1886) y otros que le atribuyen la posibilidades de los primeros asentamientos en la desembocadura del rio al Capit√°n de Fragata Eduardo O`Connor (1890), o quiz√°s otros a la instalaci√≥n de la Misi√≥n Salesiana ‚ÄúNuestra Se√Īora de la Candelaria‚ÄĚ, fundada en 1893.

Sin embargo, los libros de historia indican que el 11 de julio de 1921, a través de un decreto del Presidente Hipólito Yrigoyen, Río Grande fue reconocido como una colonia agrícola. Esta creció rápidamente y hasta el día de hoy sigue creciendo, dándole oportunidades todos aquellos que llegan de lugares inhóspitos a un lugar que los recibe siempre con los brazos abiertos.

Primero el puerto y el oro, luego las estancias, el querido frigor√≠fico CAP, m√°s tarde el petr√≥leo y el gas de la mano de YPF, luego los establecimientos militares, m√°s tarde la explosi√≥n industrial, y m√°s cercanos a nuestros tiempos una nueva promoci√≥n econ√≥mica apoyado por la fabricas reinstaladas en nuestra ciudad, fuero pr√°cticamente los pilares del nacimiento, crecimiento y actual movimiento socio-econ√≥mico de la ciudad de Rio Grande en estos 94 a√Īos de vida.

Desde aquella peque√Īa comunidad de casas bajas, donde predominaban la madera y la chapa; un R√≠o Grande pasivo, donde los j√≥venes que comenzaban a encontrarse con el entretenimiento que la televisi√≥n color les ofrec√≠a. Un R√≠o Grande que encontraba bullicio en el Roca o en el Cine, cuando los ‚Äúcolimbas‚ÄĚ acud√≠an en barra, o el grupo de habit√ļes se concentraba por alg√ļn hecho en particular... Por las noches, s√≥lo el √≥mnibus de Gonz√°lez L√≥pez circulaba por el recorrido pre-establecido, contratado por la petrolera estatal; o el de Marina hac√≠a un recorrido para llevar a los trasnochadores hasta la Base.

Hasta lo que la actualidad y la modernidad hicieron y transformaron al Rio Grande de hoy. Con grandes edificios el luchan con el viento y le hacen sombra a la ‚Äúplaza del pueblo‚ÄĚ, con barrios ubicados en lugares impensados, con j√≥venes que hoy tienen la posibilidad de estudiar en una universidad que est√° a la vuelta de la esquina y con una sociedad heterog√©nea que lleg√≥ a busca de un futuro promisorio, en medio de promesas que fueron tan reales.

 

‚ÄúA la memoria de mi gente‚ÄĚ

 

 

El poeta escribe y resume….

 

Por el cauce pedregoso del rio Grande, como en un cielo azul y

reflejado,

Van cayendo como témpanos furiosos, los recuerdos que mi gente me

ha dejado,

Desde el pueblo hasta la CAP, por el camino donde habita el viento

milenario,

las sombras de un pionero se traslucen, esperando al futuro

agazapado,

sin m√°s que la fe en mi tierra, prendida a ella se ha quedado,

y solo por amor pudo domarla, porque ella por amor aprendió a

amarla.

 

Por las humildes calles enripiadas,

va la figura de un hombre de trabajo,

achinandolos ojos contra el viento,

y el esfuerzo también lo va doblando.

 

Detr√°s de las ventanas de una casa,

con el vientre azul y enharinado,

la futura creadora de m√°s sue√Īos,

pedacitos de agua va juntando.

 

Al nacer en la memoria de mi gente,

ciudadanos ilustres del trabajo,

hacedores de esperanzas,

simplemente cotidianos habitantes del chubasco,

hacedores de la ciudad del viento,

de este Río Grande, que amo tanto!

 

Y la vida que siempre nos espera,

preparó de nuevo otras heladas,

que pagaron ciudadanos del esfuerzo

con su sangre en la calle derramada.

 

Y la isla que siempre nos protege,

prepara un manto nuevo de nevada,

que purifique el alma de mi pueblo

pa¬ī que no quede la memoria desbastada.

 

‚ÄúA la memoria de mi gente‚ÄĚ - Walter Buscemi

 

 


 

Comentarios

Relacionadas

Tierra del Fuego crisol de provincias

Tierra del Fuego es la provincia m√°s joven de Argentina, el 1 de junio del a√Īo 1991, se llev√≥ adelante la Jura a la Constituci√≥n Provincial en la ciudad de Ushuaia, los convencionales constituyentes, autoridades, y la comunidad entera, acompa√Īaron esta fecha tan importante, que marc√≥ un antes y despu√©s en la conformaci√≥n de la provincia.

Ampliar

En el día de los monumentos Río Grande vive

Por segundo a√Īo se celebra en Argentina el D√≠a Nacional de los Monumentos, como oportunidad para acercar a los ciudadanos hacia el patrimonio cultural, poner en valor la historia e incentivar el turismo.

Ampliar

“Soy igual a todos, lo único que no puedo es comer Gluten”

En el D√≠a Internacional del Cel√≠aco, Prensa Fueguina se acerc√≥ a una de las personas que hace un gran trabajo en la ciudad de Rio Grande, en materia de concientizaci√≥n para poder entender qu√© es la Celiaqu√≠a, a qui√©nes puede afectar y c√≥mo se detecta. As√≠ mismo conoceremos a un peque√Īo guerrero.

Ampliar

Haalchin: Un saludo a los trabajadores

Dentro de lo que implica la construcción de los pueblos, siempre existen actores que contribuyen de manera implícita en un trabajo necesario para sostener viva la memoria, el micrófono de Prensa Fueguina le dio la palabra a uno de ellos.

Ampliar