El Concejal Rossi cambia para evitar su expulsión de la UCR

Por estas horas con la ratificaci√≥n del acompa√Īamiento del Concejal de la UCR Paulino Rossi, al candidato de Cambiemos Tito Stefani, la pol√≠itica¬† de Tierra del Fuego confirma que la realidad supera la ficci√≥n.

A mediados de la década del 90 hizo su irrupción en la televisión argentina un ciclo destinado a quedar en la memoria. Porque justamente de eso se trataba: de recordar. De buscar antiguas declaraciones y discursos de los dirigentes políticos de la época para contrastarlos con ese presente.

El programa se llamó "Las Patas de la Mentira" y fue ideado por el realizador Miguel Rodríguez Arias y conducido por Lalo Mir. Su eslogan de promoción era: "Si no te gusta tener agujeritos en la memoria, mirá Las Patas de la Mentira".

Por cierto, el ciclo fue un pionero en su género. Luego llegarían TVR y algunos más, basados en un riguroso y pormenorizado archivo. Los productores pasaban horas tratando de encontrar discordancias entre discursos pretéritos y presentes de la clase política.

Quiz√°s por aquellos a√Īos se forj√≥ un axioma nunca (auto) explicitado por la clase dirigente: "nadie resiste un archivo".

Lo que ocurre por estas horas en Tierra del Fuego hubiera superado con creces aquel ciclo. Pues no se necesita bucear en viejos archivos ni apelar a los memoriosos para encontrar contradicciones. Un diario de ayer -y es casi literal- alcanza.

Lo del concejal de Río Grande Paulino Rossi es digno de un programa de televisión. Cualquier ciudadano podrá clasificarlo a su gusto: si en el rubro de las comedias o en el de las tragedias.
Si no estuvieran en juego aspectos tales como el bienestar de los fueguinos, coincidiríamos todos en que estamos frente a un gag de comedia de enredos.

No es así. Lamentablemente.

Hace poco más de tres meses, el concejal Paulino Rossi -vicepresidente del Comité Provincia de la UCR- decidió desconocer lo acordado por la Convención Nacional del radicalismo e impulsar -junto a Federicio Sciurano, presidente de la UCR provincial- un acuerdo con el MOPOF para competir en las legislativas de octubre. Bajo su impulso nació Unir TDF, que llevaba como candidato a diputado nacional al propio Sciurano.


Por entonces -y vale insistir con la fecha-, junio de este a√Īo, Rossi consideraba que el PRO no representaba los intereses de la provincia.

Tanto así, que ni siquiera esa disidencia podía plantearse en el marco de una interna en la alianza Cambiemos, aprovechando la esencia misma de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias. 

Las diferencias con el PRO eran, evidentemente,  irreductibles.

A poco más de tres meses de semejante declaración de principios -y tras los resultados adversos de las PASO-, Sciurano decidió declinar su candidatura y Rossi apoyar al candidato Tito Stefani. Es decir, al candidato de Cambiemos. Al candidato del PRO.  Al que no representaba los intereses fueguinos.

Tama√Īa tarea deber√≠a emprender el actual concejal si se viera en la obligaci√≥n √©tica de tener que explicarle a afiliados radicales, simpatizantes de Cambiemos y vecinos en general qu√© ha ocurrido en estos √ļltimos tres meses para semejante viraje pol√≠tico, program√°tico e ideol√≥gico. Por caso, qu√© est√° viendo ahora que antes no ve√≠a. O qu√© dej√≥ de ver. Por qu√© ahora s√≠, Stefani representa los intereses de Tierra del Fuego.

Hay quienes sostienen que no hay otro razonamiento que el de quien no quiere hundirse y quedar afuera hasta de su propio partido. En lenguaje llano: un manotazo de ahogado. Sobre todo, teniendo en cuenta que hay un grupo importante de afiliados que está juntando firmas para la expulsión de Sciurano y Rossi de la UCR.

Pero siguiendo con la met√°fora del naufragio, no son pocos los dirigentes de Cambiemos que entienden que un "apoyo" de Rossi - ¬Ņel concejal con peor imagen en la ciudad? - es algo as√≠ como un salvavidas de plomo.¬†

El futuro, pero sobre todo la inapelable decisión democrática de la ciudadanía, pondrán a cada quien en su lugar. Si es sí, no parecen ser buenos los vientos que esperan a Rossi.

Por lo pronto, vale recordar otra vez aquella promoción de "Las Patas de la Mentira". La que hablaba de "agujeritos en la memoria".

 

                                                                        Román Parima.

Fuente:prensefueguina.com.ar


 

Comentarios

Relacionadas

“Caminar las calles de Río Grande, es caminar las calles de toda mi vida”

Los espacios geográficos van mutando, se van reconvirtiendo, la contribución de las construcciones sociales aporta una significación importante en la conformación del territorio. De la mano de la docente Sara Pindek recorremos un poco de la primera infancia, la adolescencia y el mundo adulto en Río Grande.

Ampliar

Enrique Schoua: "La tierra es del que la ocupa y trabaja"

Don Enrique, es un hombre reconocido en la ciudad de Río Grande por su trayectoria y militancia política pero fundamentalmente por la gran experiencia dentro de las plantas fabriles. Hoy nos ayuda a construir un poco de ese gran legado en esta historia sobre la conformación de la ciudad.

Ampliar

"Río Grande, fue la oportunidad de ser mi mejor versión"

Nacer en un cuerpo no aceptado, no querido es mirarse al espejo y no verse, no reconocerse como uno en verdad se siente. En esto de andar las calles de R√≠o Grande, la vida nos encontr√≥ con Valentina B√°ez quien desde peque√Īa se suma a los ‚ÄúVyQ‚ÄĚ de la ciudad, con una historia a cuestas digna de ser escrita y contada.

Ampliar

“Con su granito de arena ellos podían ayudar”

El √ļnico colegio secundario que hoy se encuentra en la llamada zona Margen Sur de R√≠o Grande hace a√Īos lleva adelante su tradicional torneo solidario, un proyecto vivencial que involucra a muchos adolescentes, acompa√Īados por los docentes Cesar G√≥mez y Gustavo Ruiz. A principios del 2018 fue declarado de Inter√©s Municipal y Prensa Fueguina se acerc√≥ para conocer un poco m√°s.

Ampliar