“Para mi ser ama de casa es un orgullo”

Si hay algo que durante décadas ha atravesado y contribuido a la belleza de las mujeres, son sin dudas los productos de cosmetología, existe en la provincia una de las referentes más antiguas de la Isla en la materia, Doña Rosa Roldán, Directora Provincial de una famosa línea y consultora de Belleza.

Rosa es una mujer muy coqueta, arreglada y de una presencia envidiable. Vive en la ciudad de Ushuaia desde hace 33 años, cuando ella llegó recuerda que la Isla era muy chiquita. Acompañando a su marido, salieron de Córdoba su provincia natal, haciendo dedo por las rutas, viajaron un tramo en camión, luego tomaron un colectivo hasta Río Gallegos, y finalizaron su viaje en LADE, llegando a Ushuaia en el mes de Marzo. ”Ya se podía sentir el frio, nosotros veníamos por tres meses, no más y los tres meses se hicieron 33 años”.

Que cuestiones los atravesaron para tomar la decisión de quedarse “Lo que nos hizo quedarnos es que nosotros conseguimos un trabajo seguro, la apechugamos porque la vida no era nada que ver a lo que es Córdoba, las distancias, los lugares, la cercanía, pero acá teníamos tranquilidad”.

Los trabajos que marcaron su vida “Cuando llegamos acá yo empecé a trabajar como empleada domestica casi un año, mi marido trabajaba como albañil, al tiempo ingresó a la policía y yo a la fabrica. Gracias a esos trabajos, nos hicimos nuestra casita, y antes era así no había quien te hiciera la casa, nosotros comprábamos nuestras maderitas y había que hacer, eran días y días y por ejemplo no teníamos agua, no teníamos gas, teníamos que acarrear el agua de un chorrillo que teníamos a dos cuadras, y las garrafas, atábamos una soguita y a cargar las garrafas. En el barrio donde estábamos cuando llegamos éramos muy pocos vecinos y entre los vecinos era cavar zanjas para poder empezar a tener el gas y el agua, cada vecino con pala y pico como el dicho”.

“Quienes vivimos hace años acá sabemos lo que es el sacrificio, habían noches que lloramos también, pero ese sacrificio lo valoramos y yo de acá, de la Isla no me quiero ir porque la Isla nos ha dado mucho y hemos trabajado mucho a pulmón”

“En la fabrica trabaje nueve años y los primeros dos años como no tenia chicos era trabajar de 6.00 de la mañana a 18.00 de la tarde. Después vino mi primera hija y era caminar con ella en brazos para salir a la ruta a tomar el colectivo, y ni te cuento cuando nevaba, las caídas que he tenido (risas), pero había que arreglársela, fueron nueve años de trabajo en la fábrica que no fueron nada malo porque con el tiempo pudimos hacer nuestra casa, y con el también conseguir nuestro primer autito que viviendo en el sur no es un lujo sino una necesidad”.

Un nuevo rumbo en la vida de Rosa “Luego de esos años tuve la posibilidad de conocer Mary Key. Soy la más antigua de Ushuaia, hace 25 años que trabajo para la empresa, empecé en la fábrica, haciéndome de clientela, con reuniones, reuniones en domicilio primero, porque la línea lo primero que hace es mostrar el producto antes de vender, entonces empecé así y ahí tome la decisión de dejar la fabrica, dedicarme a mis hijos y a la venta, actualmente estoy como directora, y siguiendo con mi trabajo de mantener la casa ya que es un trabajo independiente que me permitía ocuparme de mis hijos, yo los crié con Mary Key”.

Sobre su otro trabajo el de ser ama de casa, “Para mi ser ama de casa es un orgullo, desde que pude estar más en casa, uno lo toma con mas amor porque tiene otros tiempos, estar con ellos, hacer las compras, la limpieza y dedicarme a la familia, yo crié a mis dos hijos trabajando de esto, entonces si uno quiere, se puede”

El trabajo entre otras cosas le ha permitido viajar bastante, dentro y fuera de la Isla, siendo jefa de su propio negocio, que permite además darle la oportunidad de trabajo a otras personas, “Al tiempo de empezar a trabajar empecé a viajar porque tenía que asistir a las conferencias en Buenos Aires , siempre hay que estar al tanto de los nuevos productos, que además son muy conocidos, son de gala y yo no puedo decir nada de la marca porque me ha dejado muchas cosas buenas, tuve la oportunidad de viajar a Dallas en el año 2009, no sabía hablar nada en inglés pero me hacia entender, nos tocaron unos días espectaculares, y viste que allá tenés que manejarte con el inglés y bueno fuimos con la Directora nacional y fue una experiencia muy linda, después a Punta del Este y el año pasado en Septiembre inauguré en Perú, porque no había y para mí fue un orgulloso, porque no cualquiera puede inaugurar así en algún punto, estuvimos doce días y fueron muy gratificantes. Y este año en Diciembre vamos a Brasil”.

 Rosa es el ejemplo de que quien quiere lo consigue, su prioridad era su hogar, su familia y encontró el equilibrio entre el trabajo y poder ser presente para quienes más ama.


 

Comentarios

Relacionadas

En el día de los monumentos Río Grande vive

Por segundo año se celebra en Argentina el Día Nacional de los Monumentos, como oportunidad para acercar a los ciudadanos hacia el patrimonio cultural, poner en valor la historia e incentivar el turismo.

Ampliar

“Soy igual a todos, lo único que no puedo es comer Gluten”

En el Día Internacional del Celíaco, Prensa Fueguina se acercó a una de las personas que hace un gran trabajo en la ciudad de Rio Grande, en materia de concientización para poder entender qué es la Celiaquía, a quiénes puede afectar y cómo se detecta. Así mismo conoceremos a un pequeño guerrero.

Ampliar

Haalchin: Un saludo a los trabajadores

Dentro de lo que implica la construcciĂłn de los pueblos, siempre existen actores que contribuyen de manera implĂ­cita en un trabajo necesario para sostener viva la memoria, el micrĂłfono de Prensa Fueguina le dio la palabra a uno de ellos.

Ampliar

Del campo a la lana

Si de personas conocidas y representativas en la ciudad de Rio Grande hablamos, Virginia Saldivia es antigua pobladora y ha dedicado gran parte de su vida a su pasiĂłn que da a conocer sin egoĂ­smo. El campo y el tejido artesanal son los pilares de la cultura de trabajo que interpelĂł su vida.

Ampliar